Gastos No Deducibles: Guía Completa

Gastos No Deducibles: Guía Completa

Los Gastos no deducibles es uno de los puntos que más dudas me ha generado desde que realizo mi contabilidad.

Yo soy persona física y antes tenía la idea que podía deducir casi todos mis gastos, pero esto no es así, la realidad es que solo puede decir ciertas compras y todo depende de tu régimen y giro, de tu negocio o servicios que ofreces.

Para evitar confusiones hice una investigación con especialistas y consulté a mi contador, para saber claramente cuáles gastos No puedo deducir y estos los puntos claves que descubrí:

Bases para entender los gastos no deducibles

Lo primero y más básico que me explicaron es que el SAT permite a sus contribuyentes disminuir cierto tipo de gastos acumulables en el ejercicio fiscal que corresponde para la declaración anual.

A estos se le conocen como gastos no deducibles y son aquellos que, según la ley vigente, no pueden descontarse de los ingresos para poder calcular el impuesto sobre la renta (ISR).

Identificar y entender estos gastos es fundamental para evitar sanciones y llevar un mejor control y planificación fiscal.

Partiendo con esto como base, te explicaré lo que yo he enfrentado y que tal vez a ti también te ha pasado.

Qué son los gastos no deducibles

Los gastos no deducibles son aquellos que no pueden ser restados de los ingresos para reducir el monto del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que se tiene que pagar.

Hay que recordar que los “gastos deducibles” son impuestos por el SAT para disminuir los ingresos y utilidades anuales, tanto de las personas físicas como de las personas morales en el pago del ISR anual.

Entonces, los “no deducibles” son los ingresos que no se incluyen en el pago de impuestos (ISR), debido a que no están relacionados de forma directa con alguna actividad económica o de trabajo.

Por lo tanto, no son demostrables como un ahorro ante las autoridades fiscales.

Diferencia entre gastos deducibles y Gastos no deducibles

Mi Experiencia

Yo soy contribuyente desde hace ya unos años y he tenido un par de experiencias lidiando con los gastos no deducibles.

La verdad es que el primer año de mi declaración anual me surgieron muchas dudas, no sabía qué gastos son deducibles y en cuáles había ciertas excepciones.

Por ejemplo, yo como emprendedora de una Pyme no tenía conocimiento sobre cómo deducir las cargas de gasolina, por lo tanto, lo hice de manera incorrecta.

No estaba enterada que el pago debía realizarse con tarjeta de débito o crédito, transferencia, cheque o monedero electrónico (autorizados por el SAT).

Además de que el combustible sólo se utiliza para fines de negocio y no debe mezclarse con los gastos personales.

Con la ayuda de mi contador también me enteré de que en mis deducciones anuales era posible deducir lentes graduados, siempre y cuando el precio no fuera mayor a los $2,500 pesos. En este caso el costo de mis anteojos era de 3,400 pesos y no emití factura.

Así que aquí fue donde entendí cuáles son los gastos que sí puedo incluir para reducir la carga fiscal, aunque me hubiera gustado poder incluir algunos otros que estaban relacionados con mi actividad profesional.

Debido a estas experiencias es que me parece importante que todos como contribuyentes conozcamos cuáles de los gastos que hacemos no deben incluirse en las declaraciones, ya que si los agregas, estos no serán tomados en cuenta.

Gastos considerados por el SAT como “No deducibles”

Después de mi mala experiencia, decidí que tenía que informarme a detalle, por eso investigué cuáles son los gastos no deducibles y busqué una fuente más completa y clara que el SAT.

Gastos no deducibles

De acuerdo al artículo 148 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, estos son gastos que se consideran como no deducibles:

Pago de ISR del contribuyente o terceras personas

La ley señala que el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) realizado por el contribuyente o por terceras personas no está permitido y por lo mismo no es deducible como gasto.

Esto significa que cuando se hacen pagos de ISR, ya sea directamente por el contribuyente o a través de otra persona, estos pagos no pueden ser utilizados para reducir la base de impuesto o la carga fiscal del contribuyente.

Sin embargo, se hace una excepción en las participaciones que los patrones pagan al IMSS.

Este tipo de gasto marca la importancia de saber diferenciar entre los pagos que pueden ser usados para deducciones fiscales y aquellos que no, para una correcta planificación fiscal y cumplimiento de las obligaciones tributarias.

Subsidio al empleo

No es posible deducir las aportaciones otorgadas por los contribuyentes a personas a las que les prestan servicios personales o accesorios de las contribuciones, siendo estas procedentes del subsidio al empleo.

No obstante, se hace una excepción en cuanto a los recargos que pagan los contribuyentes en efectivo o por medio de compensación.

Multas

El pago de multas no es deducible como gasto, en esto también se incluyen multas hechas por cualquier autoridad, ya sea por infracciones fiscales, administrativas, de tránsito u otras.

La ley establece que estos pagos no se permiten para reducir las obligaciones fiscales, ya que con esto se busca desalentar conductas que puedan terminar en sanciones y asegurar que las multas cumplan su función correctiva.

Donaciones

En México, las donaciones no son deducibles como gasto si no cumplen con ciertos requisitos establecidos por la ley.

Para que una donación sea deducible, debe hacerse a una organización para recibir donativos deducibles autorizada por el SAT, como:

  • Fundaciones
  • Asociaciones civiles
  • Entidades sin fines de lucro

Si estas se realizan a individuos u organizaciones no autorizadas, no serán deducidas en las declaraciones del contribuyente.

Si sabes como funcionan las donaciones y cumples con los requisitos, podrás aprovechar los beneficios fiscales de las donaciones que sí están permitidas y que son gravables.

Te invito a conocer la lista de Donatarias Autorizadas publicadas por el SAT.

Alimentos para consumo familiar o personal

Los gastos en alimentos para consumo familiar o personal no son deducibles. Esto significa que las compras de alimentos no pueden incluirse dentro de una declaración para bajar tu pago de impuestos.

Esta regla se diseñó para asegurar que las deducciones fiscales se apliquen solo a gastos relacionados con las actividades económicas y profesionales del contribuyente y no con sus gastos personales.

Por lo tanto, en casos como este es importante saber diferenciar entre los gastos personales y los gastos relacionados con su actividad laboral antes de la declaración de impuestos.

Inversiones en Casa-Habitación

Estas inversiones no son deducibles, los gastos relacionados con la compra, construcción, mejora o mantenimiento de una vivienda para uso personal no pueden ser utilizados para reducir impuestos en tu declaración.

Esta normativa es aplicada con el objetivo de asegurar que las deducciones fiscales solo se usen para gastos relacionados con actividades económicas o profesionales.

Es importante conocer esta restricción para evitar errores en la declaración de impuestos y en un caso extremo caer en la evasión fiscal.

Consumo en bares y restaurantes

Normalmente, los consumos en bares o restaurantes no son deducibles como gasto personal, sin embargo, hay excepciones.

Por ejemplo, cuando estos consumos están directamente relacionados con actividades empresariales o profesionales y cumplen ciertos requisitos establecidos por la ley, pueden ser deducibles.

En el caso de consumo en restaurantes es únicamente deducible si es por concepto de viáticos y solo es deducible el 8.5% del consumo.

Para que esto sea válido, debe pagarse con tarjeta de crédito o débito, comprobarse con facturas electrónicas (CFDI) y estar estrictamente vinculados con la generación de ingresos. Además, deben cumplir con los límites y condiciones establecidos por las autoridades.

Para los gastos personales, como cenas y salidas sociales, no son gravables.

Pagos por servicios aduaneros

Están excluidos a deducción el pago de servicios aduaneros diferentes a los honorarios y gastos que realicen los agentes aduanales.

Sin embargo, los gastos ordinarios relacionados con la importación y exportación de bienes, como:

  • Honorarios de agentes aduanales
  • Derechos de trámite aduanero
  • Y otros costos necesarios para la operación comercial

Si pueden ser deducibles, siempre y cuando se cumplan con los requisitos fiscales establecidos, como contar con comprobantes fiscales.

Gastos de representación

Nos referimos a cualquier tipo de gasto realizado con el fin de atraer nuevos clientes a tu empresa o negocio.

No es posible deducir regalos, obsequios relacionados con el entretenimiento, alimentos o cualquier actividad que se utilice como parte de estrategia de MKT.

Adicionales

Además de los gastos que te mencione anteriormente, también es importante enlistar otro tipo de consumos extras que tampoco son deducibles:

  • Pérdidas producidas por operaciones financieras derivadas.
  • Compra de ropa o cualquier vestimenta de uso personal.
  • Provisiones contables.
  • Gastos de entretenimiento o recreación personal.
  • Gasolina pagada en efectivo.
  • Facturas reembolsadas.
  • Créditos comerciales.

 

3 Consejos de un experto:

Estos son 3 consejos que el Contador Pedro Hernández, me dio para llevar en orden todo lo relacionado con los gastos deducibles y no deducibles:

Mantén una clara separación entre gastos personales y de negocios:

Es fundamental tener separado los gastos personales y los de negocio. Utiliza cuentas bancarias separadas para gastos personales y empresariales. No mezcles gastos, ya que esto puede complicar la contabilidad y generar problemas en caso de auditoría.

Documentación y justificación adecuada

Asegúrate de que todos los gastos deducibles estén bien documentados y justificados. Guarda todos los recibos, facturas y documentos que respalden cada gasto, especialmente si son comidas de negocios. Además, anota el propósito comercial de cada gasto.

Conoce y sigue las reglas del SAT sobre deducciones

Familiarízate con las reglas y regulaciones del SAT en cuanto a qué gastos son deducibles y cuáles no. Acércate a un contador para determinar claramente qué gastos puedes deducir y cuáles no, esto puede variar según tu régimen fiscal y actividad económica.

Cómo saber cuándo un gasto SI es deducible

Bueno, ya sabemos los gastos que no son deducibles, pero entonces la pregunta es ¿Cuáles son lo que sí podemos deducir?

Esto es lo que me comentó mi contador sobre este tema:

Como primer punto hay que aclarar que la deducibilidad de un gasto depende muchas veces del tipo de actividad económica que realices.

Dentro de la Ley de Impuesto Sobre la Renta se establecen los lineamientos o requisitos que identifican a un gasto como deducible de impuestos:

  • Todas las posibles deducciones deben estar respaldadas por un CFDI o comprobante fiscal.
  • Los gastos deben ser validados para ser reducidos en el total de ingresos acumulables de un contribuyente para el pago de impuestos.
  • Si hablamos de los asalariados, los ingresos deben estar enlazados con el tipo de actividad económica que desempeñen (Salud, educación, gastos funerarios, AFORE)
  • Como empresa, se tiene derecho a deducir gastos relacionados con sus operaciones (sueldos, cuotas patronales, renta del alquiler, servicios de luz y teléfono, maquinaria, materias primas, papelería).
  • Los contribuyentes bajo el régimen RESICO no deducen sus gastos, debido a las bajas tasas de pago que se manejan.

 

Casos en los que no está permitida la deducción de impuestos

Te hablaré de ejemplos reales en los que en mi experiencia y en la de otros conocidos no ha sido posible deducir gastos:

Transporte escolar

Un amigo intentó deducir los gastos de transporte escolar del colegio de su hija, esto no fue posible debido a que el pago se había realizado en efectivo y el transporte no es un gasto obligatorio impuesto por la escuela.

El SAT permite a los contribuyentes deducir gastos de transporte escolar solo si la forma de pago es en transferencia electrónica, cheque nominativo, tarjeta de crédito o débito.

Además, el gasto es deducible únicamente cuando el pago sea obligatorio (dependiendo el área donde se encuentre la escuela) o cuando este tipo de gasto se incluya en la colegiatura de todos los alumnos.

Donativos

Hubo una ocasión en la que emití una factura por uso de CFDI por donativos a una persona a la cual se le iba a entregar un apoyo.

Al momento de realizar mi declaración anual, la deducción no fue aprobada, debido a que el contribuyente no está registrado como donatario autorizado por el SAT.

Recuerda que el límite para deducir donativos solo es del 7% para donatarios autorizados y del 4% para entidades federativas.

Medicamentos comprados en farmacias

Muchas personas como yo han tenido cierta confusión respecto a la deducción de medicamentos.

Cabe aclarar que de acuerdo a las normativas del SAT, sólo son deducibles los medicamentos incluidos en los gastos de hospitalización o en farmacias que se encuentran dentro del hospital.

Antes de hacer tu deducción de gastos médicos, te sugiero que compruebes que tus gastos médicos no incluyan medicamentos comprados en farmacias, gastos de salud de tus mascotas o membresías con descuento, debido a que todos los anteriores no son deducibles.

Existen casos en los que sí es posible deducir gastos pagados en efectivo, siempre que estos cumplan con los lineamientos impuestos por el SAT.

Te muestro el siguiente video para que conozcas más detalles:

Preguntas frecuentes

¿Qué sucede si declaro gastos que no son deducibles ante el SAT?

En este caso te estarás enfrentando a diferentes consecuencias legales como auditorías fiscales, multas por omisión de ingresos, sanciones por incumplimiento fiscal, entre otros (varía de acuerdo al tipo de falta que cometas).

¿Cómo hago deducible el pago de casetas?

El pago de casetas es deducible de impuestos siempre y cuando esté relacionado con la actividad comercial o empresarial del contribuyente que realiza el pago.

¿Cómo se determina si un gasto es deducible o no?

El gasto debe estar directamente relacionado con la actividad empresarial o comercial del contribuyente. Los gastos deducibles siempre deben estar respaldados por un comprobante fiscal o CFDI.

¿Quiénes pueden deducir gastos de gasolina?

Las personas morales, personas físicas con actividad empresarial o profesional y algunos trabajadores asalariados tienen la posibilidad de deducir sus gastos de gasolina.

¿Qué pasa si hice una compra pero no la facturé?

La empresa donde hayas hecho la compra eventualmente tendrá que emitir una factura al público en general, donde se incluyen todas las ventas que no hayan sido facturadas. Después de que la empresa haya hecho esto, ya no podrás facturar, aunque tengas el comprobante de la compra.

 


   Artículos Recomendados   

Cómo facturar servicios de construcción 

Autor

  • Ángel Solís

    Soy un redactor especializado en contabilidad, finanzas y administración. Con amplia experiencia en la creación de contenido claro y preciso, me dedico a desglosar conceptos complejos en información accesible y práctica. Mi objetivo es ayudar a las empresas y profesionales a optimizar sus recursos y tomar decisiones informadas.

    Ver todas las entradas

Deja una respuesta