¿Qué es el IVA Trasladado?

¿Qué es el IVA Trasladado?

Cuando hablamos del Impuesto al Valor Agregado (IVA) es común que surja un término que está estrechamente ligado a este impuesto, el IVA Trasladado.

Para entender qué es y cómo se aplica, es necesario que conozcamos qué es el IVA y cómo funciona.

Primero dejemos en claro que el IVA es un tipo de  impuesto que se aplica al consumo de productos y servicios. 

Este impuesto no  lo pagan directamente los contribuyentes, sino que se cobra a través de las mercancías, servicios o bienes que consumen los contribuyentes. A esto se le conoce como impuesto Indirecto.

¿Qué es el IVA trasladado?

Ahora que ya ha quedado claro lo básico sobre el IVA es momento de abordar el IVA Trasladado.

El IVA trasladado es el que aplica el vendedor cuando realiza las ventas de sus productos o servicios.

Para entender qué es el IVA trasladado hay que dejar aclarar su relación con el IVA acreditable.

Pondré un ejemplo para que esto quede más claro:

Digamos que Luis tiene una papelería, él compra los productos que vende en su papelería a un mayorista con ello me refiero a los (lápices, libretas, papeles, etc.)

Al comprar estos productos a Luis le hacen el cobro del IVA que aplica a estos productos, al ser productos que son indispensable para su labor comercial, puede deducirlos. Por ello Luis solicita factura de sus compras. 

En estas facturas viene reflejado el total del IVA que le cobraron por la compra de cada uno de los productos.  A este se le conoce como IVA Acreditado.

Ahora es Luis el que vende estos productos de forma minorista y por supuesto al ser productos gravados, también tiene que hacer el cobro de IVA a sus clientes.

El dinero adicional que está cobrando Luis por la venta de estos productos es el IVA trasladado.

Todo ello se tiene que tener en orden ya que clave para llevara una correcta contabilidad electrónica y para hacer la declaración de impuestos.

Si necesitas ayuda para hacer el cálculo de este impuesto puedes utilizar esta herramienta para calcular el IVA.

¿Cómo funciona el IVA traslado?

El IVA trasladado funciona para qué las personas morales y físicas puedan cobrar el IVA y después este sea pagado a la Secretaría de Hacienda. 

Digamos que  en la práctica resulta complicado que Hacienda recaude este impuesto a cada contribuyente, en vez de eso se estableció un esquema en el cual los productos fueron grabados, es decir se les puso un impuesto, con ello al precio “real” se le debe aplicar el IVA.

Se podría decir que este esquema vuelve a las personas físicas y morales en recaudadores de impuesto, ya que al final el dinero que se genera de este IVA lo cobran las empresas y personas, pero no es de ellos, ya que deben pagarlo a Hacienda y declararlo al SAT

En este punto es donde entra la declaración de impuesto, deducción de impuestos, devolución de impuesto y demás términos que hablaremos en otra ocasión. 

¿Cuál es la tasa de IVA Trasladado?

En México hay dos tasas diferentes de cobro de IVA, en la frontera se aplica un IVA de 8% esto para que  los costos de productos y servicios sean más competitiva en relación a Estados Unidos, ya que en este país no existe este impuesto indirecto.

En el resto de país la tasa de IVA es del 16% y se aplica en la mayoría de los sectores de producción y comercialización, con algunas excepciones en las que la tasa es del 0% como las que mencionaré en el siguiente punto.

¿Cuáles son los productos que se gravan y aplican el IVA trasladado?

Son cuatro las actividades a las que se les aplica el cobro de IVA y que deben  hacer el respectivo cobro para poder considerar el concepto de IVA trasladado:

  • Enajenación de bienes.
  • Prestación de servicios independientes.
  • Otorguen en uso o goce temporal de bienes.
  • Importación de bienes o servicios.

También existen productos y actividades que se les aplica una tasa del 0%, son las siguientes:

Productos 

  • Animales y vegetales.
  • Medicinas de patente.
  • Hielo y agua no gaseosa ni compuesta.
  • Ixtle, palma y lechuguilla.
  • Caviar, salmón ahumado y angulas.
  • Saborizantes, microencapsulados y aditivos alimentarios.
  • Jarabes o concentrados para preparar refrescos.
  • Chicles o gomas de mascar.
  • Hielo y agua no gaseosa ni compuesta.
  • Tractores para accionar implementos agrícolas.
  • Fertilizantes, plaguicidas, herbicidas y fungicidas.
  • Invernaderos hiropónicos y equipos integrados.
  • Oro, joyería, orfebrería, piezas artísticas u ornamentales y lingotes.
  • Libros, periódicos y revistas.

Servicios independientes:

  • Directamente a los agricultores y ganaderos.
  • De molienda o trituración de maíz o de trigo.
  • De pasteurización de leche.
  • En invernaderos hidropónicos.
  • Despepite de algodón en rama.
  • Sacrificio de ganado y aves de corral.
  • Suministro de agua para uso doméstico.

Deja un comentario