Select your Top Menu from wp menus

Detalles que Te Dirán si Eres un Mal Gerente

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Una de las habilidades más demandadas hoy en día es el liderazgo. Se habla mucho de que existe una crisis de liderazgo y es cada vez más difícil encontrar personas a las que la gente siga con voluntad y de forma continua.

Los diferentes tipos de liderazgo se suelen confundir con asumir un alto cargo directivo, sin embrago el liderazgo no siempre implica estar en las líneas más altas de la pirámide organizacional, el verdadero líder es aquel que es capaz de influir a una o a varias personas de manera positiva para el adecuado funcionamiento de los engranes de una empresa o área.

Una cosa es tener la posición de liderazgo y otra muy diferente es asumir el papel de líder. Es por eso que es importante mantener una buena comunicación con los trabajadores y directivos de mayor rango y recibir retroalimentación respecto a la forma en cómo se percibe nuestra función gerencial, mismas que se desglosan a continuación:

Competecias de un Gerente

Imagen Original de: www.aprendizajeyorganizaciones.wordpress.com

También es importante realizar una autoevaluación, ser honestos con nosotros mismos y ubicar si hay alguna área de mejora con la forma en como gestionamos nuestra posición.

Una forma fácil de saber cómo está funcionando tu gerencia es observar a tu equipo de trabajo, pues las decisiones que demuestran una inadecuada gestión gerencial, tienen su efecto directamente en el desempeño de las diferentes áreas, y por ende en toda la organización.

Debido a lo anterior veremos algunos de los síntomas que nos dirán si nuestra gestión gerencial tiene “evidentes áreas de mejora”:

Los Malos Gerentes “Siempre” Saben la Respuesta

Si alguien le hace una sugerencia sensata a un mal gerente, es probable que él o ella, ignoren lo dicho o encuentren una justificación para llamarle la atención.

Los gerentes débiles no quieren que se cuestione su autoridad, es por eso que cuando se les ofrece una nueva idea, un mal gerente podría decir: “yo ya había pensado en eso” o “tú no opines porque no sabes cómo funciona el sistema”.

Un buen gerente lo escuchará y le hará más preguntas a la persona que opina para entender mejor lo que está proponiendo y cómo podría ayudar al equipo de trabajo y a la organización.

No Quiere Cambiar Nada

La tecnología brinda nuevas oportunidades para tener una mejor administración de las empresas, sin embrago a pesar de que el uso de proveedores de facturación electrónica, softwares de administración y Customer Relationship Management (CRM) son excelentes aliados para mejorar la empresa, los malos gerentes se reúsan a aprovecharlos.

Se Mantienen Alejados de la Realidad

Una vez que establecen una política o hacen un pronunciamiento, en su opinión, es inamovible e inalterable. Si alguien tiene una mejor idea de cómo hacer las cosas, es mejor que se la guarde o, si alguien es bueno para plantear ideas, es mejor que le diga a su mal gerente que la idea es realmente de él.

Tiene Miedo, Mucho Miedo

La clave para entender el comportamiento de un gerente débil es observar su miedo. Los gerentes débiles tienen miedo de su propia sombra, de sus jefes y de sus compañeros. Siempre están al límite, y por eso arremeten contra las personas que no se ajustan correctamente en las “acogedoras y confinadas cajas” en donde ellos los quieren meter.

Uno puede aprender mucho de un mal gerente, ya que se convierte en el mejor ejemplo “a no seguir” sobre todo cuando se dirige a otras personas.

Administran Mal su Tiempo

La incapacidad de los gerentes para poder manejar bien el tiempo, es lo que los hace ineficaces, pues el tiempo es un recurso fijo, y por esto deben programar las tareas de forma eficaz.

Los buenos gerentes pueden diferenciar entre las actividades importantes y triviales. La mayoría de los gerentes que trabajan durante largas horas se supone que son laboriosos, sin embargo, están perdiendo su tiempo en actividades sin mucha importancia como llenar formatos y sin la capacidad de delegar este tipo de ocupaciones, lo contrario a lo que un trabajador productivo es:

Trabajador Productivo

Imagen Original de: https://www.google.com.mx/search?q=mal+gerente

Vive Estresado

Carecer de una planeación estratégica u organización de una empresa bien establecida deriva en estrés, y esto a su vez en la imposibilidad de cumplir con los plazos e innumerables quejas de los superiores que no están satisfechos con el trabajo.

El constante estrés en el que viven se ve reflejado en su personalidad y trato con los empleados. La premura con que viven y exigen regularmente a sus colaboradores termina afectando a todo el equipo de trabajo. Además causa serias afectación a la salud y desempeño de empleados e incluso de él mismo.

Entre los efectos negativos producidos por el estrés se encuentran:

  • Preocupación excesiva.
  • Incapacidad para tomar decisiones
  • Sensación de confusión
  • Incapacidad para concentrarse
  • Dificultad para mantener la atención
  • Sentimientos de falta de control
  • Frecuentes olvidos
  • Bloqueos mentales
  • Hipersensibilidad a las críticas,
  • Mal humor
  • Mayor susceptibilidad a sufrir accidentes

Es Irrespetuoso

Total desinterés por las demás personas son una de las características de los malos gerentes. Como profesionales carecen de sentido de empatía; no contestas los correos electrónicos, llegan tarde, comienzan las juntas o reuniones después del horario establecido, exigen a sus empleados laborar en horas inhábiles, etc.

La falta de respeto a los empleados, también se ve reflejado en el trato directo, existen gerentes que suelen caer en el error de hablar a gritos, groserías e incluso a tener actitudes que bien podrían considerarse como acoso laboral.

Amenaza y Acosa a sus Empleados

Los buenos directores contratan a personas de su confianza. Eso significa que confían lo suficiente en ellos mismos como para contratar a otras personas increíbles o para llevar los estados financieros de la empresa pues tendrán toda su confianza. Los gerentes débiles, en el fondo, dudan de sí mismos, temen que no son lo suficientemente buenos, quieren sentirse mejor poniendo a otras personas por debajo de ellos, aunque esto afecte el aumento de la productibidad de sus empleados.

Será fácil reconocerlos al escuchar alguna de sus humillaciones preferidas:

¡Pensé que tenías experiencia en este campo!,¡¿Qué mal trabajo!, ¿Por qué no has terminado aún ese informe?, ¿Qué pasa contigo?.

Y la “mejor de todas”: ¿Qué eres, tonto? ¿Por qué no puedes entender este procedimiento?.

Hace Exhibiciones Innecesarias de Poder

Algunos directivos ambicionan el poder, ya sea para hacer cosas grandes, mejorar su estatus, o simplemente para poseerlo y ejercerlo. En cualquier caso el culto al ego puede resultar lesivo para los subordinados cuando éstos ven afectada su dignidad personal o profesional.

La arrogancia, la presunción de infalibilidad, la exhibición de privilegios, las decisiones autoritarias afectan la productividad y terminan con el respeto al líder.

“Motiva” a Través del Miedo

Tener motivado al personal con base a un buen ambiente laboral no es prioridad para los malos gerentes, en lugar de buscar opciones para optimizar la productividad, se preocupa por cumplir con los objetivos sin importar el estado anímico de su equipo de trabajo.

Considera que métodos agresivos son mejores para alcanzar las metas, recurrentemente utiliza amenazas, humillaciones y comentarios sobre despidos, además de utilizar tonos prepotentes y exageradas muestras de su poder.

Pero dejemos todo esto atrás, entendamos que esto es una buena oportunidad y que los grandes líderes son personas que escuchan más de lo que hablan.

Ellos preguntan a los expertos lo que hay que hacer, cuando hay una pregunta por responder o un problema que resolver.

Los buenos gerentes no gritan dando órdenes, además, ven a las personas que trabajan junto a ellos como compañeros de equipo y no subordinados.

¿Te atreverías a preguntarles a tus subordinados cómo perciben tu gestión gerencial?

¿Te molestarías al conocer las respuestas o harías cambios radicales en tu forma de trabajo?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Filament.io 0 Flares ×

Acerca del Autor

Artículos Relacionados

3 Comments

  1. Lola - Software evaluación

    Me parece muy interesante el enfoque con que abordas el tema, te felicito. Si me permiten quisiera agregar que este metodo es muy bueno para ayudar a mejorar las competencias del puesto, hemos implementado varias veces esta evaluacion y el resultado es que los evaluados se hacen mas concientes de sus deficientes y se enfocan a trabajar en ellas. Gracias

    Reply
  2. Lorena - Evaluación desempeño

    Me ha gustado mucho la parte de la auto evaluación y la honestidad porque de esa manera se logra ver nuestro desempeño y logramos entender nuestras debilidades y lograr modificar y evolucionar.
    Existen empresas que generar evaluaciones de 360 grados logrando una mayor perspectiva de nuestro perfil donde existe la evaluación personal y otra realizada por semejantes laborales logrando mayor eficacia y confianza en los resultados.

    Reply
  3. Contabilidad

    Completísimo artículo, no te has dejado nada, son muchos detalles los que has expuesto, pero sólo con cumplir con uno o dos de ellos, el fracaso como gerente está prácticamente garantizado

    Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *